¿Cómo funciona la certificación de billetes?

Para iniciar el presente artículo, podemos decir que, una búsqueda constante de los coleccionistas, es la adquisición de billetes seguros y protegidos. Por lo que, eso hace que nos preguntemos ¿Cómo funciona la certificación de billetes? En especial, si se trata de la experiencia de los principiantes en este nicho.

Es común que, por varios motivos los billetes se deterioren y puedan terminar dañándose con los años. Asimismo, para los amantes de los billetes de papel, el cuidado es algo fundamental en la compra. Además, con los sistemas de encapsulamiento, pueden fundirse y quedar certificados por décadas. Es así como, esto es lo que busca un coleccionista. 

Seguidamente, podemos acotar que, con el uso de las fundas plásticas, se logra una cobertura transparente y no tan rígida. Sin embargo, es lo suficientemente fuerte como para proteger a los billetes de cualquier accidente.

Por ejemplo, los protege de dobleces accidentales, daños por el tiempo, daño de insectos y del toque humano al que siempre están expuestos si no se funden (cualquiera de estos peligros se asocia con la pérdida de valor).

Cabe destacar que, la certificación de billetes se define como un servicio de valoración de calidad del ejemplar. Por lo tanto, en este servicio se ven contemplados la conservación y autenticidad del billete con la que se puede enorgullecer un experto certificador que lo ha observado y ha garantizado que es auténtico.

Aunque, para los emprendedores esta certificación no es más que un negocio, facilita la venta y reputación al aumentar el costo del billete. De hecho, si es un acreedor de un alto grado, multiplicaría varias veces su valor.

Debemos resaltar que, las casas certificadoras tienen su propio sistema de comprobación. Es importante decir que, el sistema que les brinda soporte siempre tiene que ver con la famosa Escala Sheldon o Escala de Sheldon (este es una guía muy eficaz para los usuarios y los especialistas).

Por otro lado, es importante decir que, William Sheldon, fue un psicólogo coleccionista de monedas. Asimismo, en el año 1949 creó una escala de 70 puntos para la clasificación de las monedas. Actualmente, esta es aplicada en todas las modificaciones y es adoptada en casi todas las Asociaciones Numismáticas del Continente Americano.

Además, en las casas certificadoras, realizan una base de datos para saber quién certifica el billete.  Incluso, para esta clasificación se utilizan criterios que a veces pueden ser discutibles entre los expertos.

Por eso, la ayuda de un tercero que sea imparcial te será de gran ayuda. Incluso, para saber un poco más sobre el estado del que estas comprando, hay varias casas certificadoras que puedes consultar. 

Seguido a esto, podemos acotar que la PMG (llamado un monstruo de la certificación) se ubica en los Estados Unidos.

Aparte, para tener una referencia más cercana, la empresa ICG cuenta con una serie de especialistas por toda Europa y su sede se ubica en España.

También, ten presente que, en cualquiera de estas casas, para enviar billetes a graduar debes hacerte miembro, el tener membresía siempre lleva un costo anual y, la membresía no incluye los costos de graduación. 

Por esto, la certificación de billetes no es tarea sencilla, especialmente para aquellos que recién están empezando en el mundo de colección para billetes. Inclusive, la ciencia de esto es relativamente fácil, requiere dinero para comprar los ejemplares y para que los certifiquen. Además, para ser afiliado en cualquier casa de certificación (por lo general).

Es así como, si la numismática fuera más selectiva. Sin embargo, que esto no te desanime, hay muchas personas dispuestas a ayudarte. De hecho, puedes encontrar blogs para discutir la certificación de billetes y cómo poder asegurarlos mejor. Finalmente, hay quienes te ayudarán a discutir el valor de tu ejemplar o del ejemplar que deseas conseguir, en cualquiera de los casos, con mucha dedicación obtendrás resultados especiales con tu esfuerzo. Por último, recuerda que, la colección a veces puede fallar, lo que importa es tu pasión.

Deja una respuesta